EN MEMORIA AL ESTUDIANTE CARLOS BARNETT AZPUR, ASESINADO EL 19 JULIO 1988

CARLOS BARNETT AZPUR, ASESINADO EL 19 JULIO 1988a

Carlos Barnett Azpur, asesinado por la policía el día 19 de julio 1988, cuando lideraba una jornada de protesta contra los paquetazos apristas.

Quien iba a creer que esa tarde del 19 julio, una bala asesina de un policía inmolaría a Carlos Barnett, como un paradigma revolucionario en una manifestación de protesta contra uno de los paquetazos apristas. El joven san marquino, también dirigente de la Unidad Democrática Popular (UDP), había demostrado su decidida participación en el tercer paro nacional, convocado los días 19 y 20 de ese mismo mes. Han transcurrido tres años de este luctuoso suceso. Pero esa bala acabó con su imagen. Pues sí, Carlos es de aquellos “muertos que nunca mueren”, que están presentes en las luchas del pueblo, con su ejemplo de honestidad, modestia y firmeza revolucionaria.

Sus compañeros de aula lo recuerdan como un compañero delgado, de apariencia frágil, de rostro bondadoso, de carácter tranquilo, pero que en la hora de combate, donde muchos locuaces retroceden, se convertía en líder que asumía las tareas de primera línea. Él iba a la vanguardia de las luchas populares.

Fue así como aquella tarde del 19 de julio, ante la convocatoria de la Federación Estudiantes y el Comité de Comensales, un masivo grupo de estudiantes san marquinos, entre ellos Carlos Barnett, protagonizaban una manifestación interna en la facultad de San Fernando, ubicada en la avenida Grau.CARLOS BARNETT AZPUR, ASESINADO EL 19 JULIO 1988b

En Memoria al estudiante Carlos Barnett AzpurAl momento de iniciarse la manifestación fue inmediata y brutalmente reprimidos por efectivos policiales que estaban apostados en las inmediaciones. Ante la salvaje represión, los estudiantes procedieron a responder. Y como era de esperarse, Barnett Azpur estaba adelante en la defensa.

Hubo in intercambio desigual en el enfrentamiento, mientras los estudiantes arrojaban piedras, los policías replicaban con bombas lacrimógenas, balas y perdigones.

Sus cualidades de conductor de lucha callejera permitieron ser blanco de la mano asesina de un suboficial de la policía, quien a sangre fría apuntó hacia él; una bala en la cabeza acabó con su vida más no con su ejemplo.

Carlos Barnett Azpur, es recordado hoy y siempre con su ejemplo, como aquel héroe que con su sangre colocó los primeros cimientos de la autodefensa popular.

El “gringo”, como cariñosamente le decían, es recordado tanto por los estudiantes de la Universidad Nacional de Ingeniería como San Marcos, por su limpia trayectoria política.

Fue un dirigente estudiantil en la UNI hasta el año 1980, cuando estudiaba ingeniería industrial; donde mediante un arduo trabajo, fundó la academia de Proyección Social de dicha universidad.

En la UNMSM destacó por su decidida participación en las luchas estudiantiles y lo por ser un brillante alumno de la facultad de derecho.

Pero donde Carlos dejó una huella profunda de coraje, solidaridad y sentimiento social fue en el asentamiento humano 10 de octubre en San Juan de Lurigancho.

Siendo dirigente de ese pueblo, que hasta hoy lo recuerdan, trabajó indesmayablemente muchas veces sin dormir ni comer, para dotar a su pueblo de los servicios básicos.

Fuente: CAMBIO, 25 julio 1991

 

CARLOS BARNETT AZPUR, ASESINADO EL 19 JULIO 1988

Advertisements